Catálogo "Ahuacatlmolli/Guacamole"

miércoles, septiembre 19, 2018

Estirando el tiempo desde Querétaro

Elizabeth Ross inaugura este viernes "Estirando el tiempo" en el Museo de la Ciudad en el Centro Histórico de Querétaro (México), y una parte de mí la acompañará desde Arousa. 

A comienzos de año colaboré con "Arrugas en el corazón", una publicación en un apartado que ella dirigió para la Revista Hysteria! inspirada en mis cuadros Abuela y Abuelo. La expo trata sobre el paso del tiempo y la llegada-presencia de la vejez. Me hace mucha ilusión estar junto a tantas artistas de lugares tan diferentes y, una vez más, ser la única desde España.


Son los retratos de mis abuelos maternos que pinté en el último curso de Bellas Artes. Me encantará ver la reproducción de estos cuadros tan personales, queridos, llenos de arrugas y aprendizaje, a tantos kilómetros de distancia y sobre todo, dándole un lugar tan digno. Cosas del mágico destino para compensar, 14 años después, el casi desprecio de compañerxs y profesorxs hacia las que "decían sabíamos pintar" pero no éramos evaluadas con el mismo criterio. 

Gracias por tanto E. Sigamos compartiéndonos everywhere.



miércoles, agosto 08, 2018

Sinfonía de azules frutales

Pinté Sinfonía de azules frutales sabiendo que sería un cuadro tan azul como musical. Le dediqué todo un mes, hace ya tres agostos, para sumergirme en ritmos azules y frescos siempre necesarios.


Unas algas bailan en el mar y se convierten en una clave de sol que marca el ritmo del cuadro. Un mar inspirado en mares galegos y mares mexicanos de diferentes océanos.


La clave de sol y la mariposa monarca son elementos protagonistas de dos cuadros que pinté hace tiempo: Mi mejor canción y Lluvia al corazón, con diferentes destinatarias pero muy musicales, y que siempre recordé que le habían gustado a quién iba a recibir esta nueva obra. El toque frutal fue por puro gusto personalizado del nuevo destinatario (profesional de la industria de la música), con la gracia de los aparentes azules sinfónicos.


Pero además fue un trueque artístico que siempre agradeceré haber podido llevarlo a cabo, y que marcó un antes y un después en mi carrera profesional, porque tan importante es ofrecer un intercambio como que lo acepten.

Marthazul, verano 2015
Óleo sobre lienzo; 22 x 35 cm.
Destino: Madrid


Ahora, tres veranos después, elegí esta pintura como imagen para las postales que regalaré a futuros clientes, junto a las renovadas tarjetas de presentación (ambas diseñadas por A.Metztli) que también tienen mucho sabor a mares cambiantes y a frutas de otros oceános.



Fotos: Marthazul


sábado, diciembre 30, 2017

Así pinté los 12 árboles del calendario 2018

Fueron muchos meses haciendo un proyecto propio, hubo momentos que creía no poder conseguirlo, de pensar en plantarme y rendirme, pero al final sí pude conseguirlo y el calendario_2018 de Besos de Árbol es una realidad que ya llegó, está llegando y llegará a variados destinos.

 

Fue tarea delicada hacer una pre-selección de árboles besados y fotografiados por mí, decidir los 12 elegidos (5 de Vilagarcía, 1 de Pontevedra, y 6 de México), ordenarlos en su mes correspondiente, diseñar el calendario "a lápiz", explicarle toda mi idea a Augusto (el diseñador/fotógrafo/confidente oficial), elegir los días eco-festivos, ver las pruebas de impresión, fotografiar para promocionarlo, y compartirlo de todas las maneras posibles. Pero lo más importante fue pintar los 12 árboles que ya podéis ver aquí, mientras intentaba equilibrar mis glucemias lo mejor posible.

 

Comencé a pintarlos a mediados de septiembre y terminé a principios de diciembre (lo que se ve en mis manos son el reflejo del cambio de la temperatura ambiente). Todos los retratos arbóreos están basados en la realidad pero todos tienen algún elemento mágico que me regala mi manera de pintar. 

 

Estos fueron los 3 árboles que retraté para "mis grandes mecenas 2016" que desencadenaron la idea de retratar 9 árboles más para este nuevo calendario.


Si los quieres descubrir de cerca, puedes comprar el calendario (desde la web o por mensaje privado) y/o alguna de las pinturas originales disponibles

Gracias totales a quienes ya lo han hecho de una o de las dos maneras.

Fotos: Augusto Metztli y Marthazul.

                                           

domingo, octubre 15, 2017

De pinceladas a páginas

"Los cuentos de Cuenta sin Contar, los cuentos de la flauta y el tambor" es nuestra nueva aventura desde Verkami, y no tiene nada que ver ni con calendarios ni calendarias. Vamos casi en la mitad del trayecto y necesitamos que te sumes con lo que puedas para poder alcanzar el objetivo y así imprimir este libro tan peculiar. 


Ya sabes que al reservarlo por Verkami lo conseguirás a un precio especial con unas recompensas de edición limitada (elige la opción que quieras/puedas en el lateral derecho de la página del proyecto: www.vkm.is/laflautayeltambor).


Estos días ya se hicieron eco del proyecto desde varios medios como son PontevedraViva.com con la versión en galego, y La Voz de Arousa con unas palabras entrañables y dulces, donde podréis ver y leer unas notas muy interesantes al respecto, y ya hay gente inquieta esperando leer estos cuentos sin contar.


A continuación dejo unas cuantas imágenes del proceso, para que veáis una probadita del gran trabajo que hay detrás de las ilustraciones y maquetación/diseño/promoción del libro, pues eso también lo hacemos nosotros, pero más Augusto.


Así pintamos los cuentos de Bilal entre 2014 y 2015. Como siempre que se trata de ilustrar un libro, primero leemos y a partir de ahí bocetamos con esquemas de dibujos o palabras.



Son ilustraciones hechas para cada cuento en concreto, muy pensadas y a puro pulso, que nunca publicamos ni pusimos a la venta mientras el libro esperaba ser querido y bien pagado por alguna editorial que no quería apostar por el trato digno para los 3 (escritor y pintores). 


Mi parte está pintada al óleo, pero la portada la pintamos en conjunto y está hecha con "colores extraterrestes" en acrílico y tinta. Os dejo otros momentos del proceso como ver a Bilal releyendo parte del prólogo para un posible vídeo, una de las muchas imágenes promocionales, y un momento de la grabación del trailer que podéis ver aquí e imaginar qué pasa en el anacardo...


Fotos: A.Metztli y Marthazul.

miércoles, agosto 30, 2017

La Ruta del Bombero Feliz

Cada vez que veo uno de mis bocetos me da la risa y me vuelvo a preguntar ¿cómo he podido pintar esto partiendo de aquello?  Siempre me pasa pero no dejo de sorprenderme. Lo peculiar es que cuando veo el boceto -creo que esa palabra le queda grande a esos manchurrones y cruces de palabras- en mi cabeza visualizo algo muy similar al resultado final... Y menos mal.



En la primera foto podéis ver en la parte de arriba, el trabajo final antes de despegarlo y recortarlo, y en la parte de abajo, el boceto de manchas, líneas y palabras.

Fue un encargo especial, como todos los encargos, ya no solo por ser un retrato de una familia desconocida, si no porque alguien pensó en mí para este regalo, me llamó y me propuso hacer un libro. Yo he pintado para colaborar con pinturas en diferentes libros, discos, etc, pero no me considero ilustradora como tal. Por eso le di una vuelta a la propuesta, y decidí pintar sobre papel pero con un "librillo de regalo". Así fue. Me documenté, me tardé más en pensar la composición que en ejecutarla -como siempre-, comencé, y pinté todo el mes de julio. Me encantó perderme virtualmente por paisajes de Colombia, y hacer mi particular versión desde Galicia para llegar a Cataluña. Mezclar datos paisajísticos con los personales-familiares, unir palmeras con mariposas, frutas con café, y música con estrellas y artesanías.

A medio camino (julio, 2015)
Momentos del proceso (julio, 2015)

Óleo sobre papel ( 22 x 65 cm)





Detalles



"La ruta del bombero feliz se alimenta de raíces y agua, va de la selva colombiana a orillas del mar Mediterráneo.
De entre las palmas de cera del Quindio (declaradas árboles típicos de Colombia) está el río de los cinco colores y un cafetal, con granos claros y oscuros, esperando brotar y crecer entre abrazos. Para animar el camino hay un sombrero vueltiao con ritmo de vallenato, que se deshace en el campo entre semillas fundidas con tejidos de los indígenas Wayúu.
La piña es símbolo de hospitalidad, de acogida, de buen recibimiento (este sí fue descubrimiento de Colón), e indica la bienvenida a tierras catalanas junto a una montaña con mosaicos de Gaudí.
Las estrellas y mariposas son puntos, que si se unen forman la constelación de tauro. 
La ruta termina en el árbol monumental de Sant Cugat del Vallès, el Pi d’en Xandri, que tiene tres tesoros: el corazón de... las ideas de... y el agua bendita que cae de la vieira... Allí descansa el casco de bombero feliz que el protagonista quiere ser, dando paso al futuro que os quede por navegar, detalles por descubrir y caminos por disfrutar."
Marthazul, verano 2015.



Así presenté este encargo personalizadísimo: Óleo sobre papel envuelto en papel de seda, guardado en una carpeta de cartón con velcro y cordón natural; certificado de autenticidad firmado; y 2 copias de librillo A5 (una para quien me lo encargó y otra para quienes recibieron la pintura original) con texto dedicado y reproducción de la pintura en formato acordeón.

Con ayuda y apoyo de Augusto Metztli, en especial, para el formato de la carpeta y sobre todo, el diseño del librillo.

Gracias F.


 
Fotos: Marthazul y A.Metztli