Catálogo "Ahuacatlmolli/Guacamole"

viernes, julio 22, 2016

Para que todo me resbale


Momentos entre pinceles, pintando antes y después del viaje. 
Tiempo suficiente para que este cuadrito retomase su verdadero significado.

Aquí acompañado de las mariposas bebe lágrimas de tortuga, con un casual recuerdo de Tulum, y un super amuleto de San Andrés (gracias Pilar, Coco, y Loli respectivamente).

Marthazul, 2016 
Óleo sobre lienzo; 19 x 24 cm

Dientes de ajo o cebollitas moradas o nueve lunas vulvares, con lluvia infinita, llanto de Kali, y punto Azul como incógnita de diabética in-domable.

A estas alturas de mi vida, después de varias ciclogénesis explosivas, pinté un paraguas protector para la mujer lluvia que siempre habitó en mí. Porque el verde protege las arterias y el corazón, las glucemias y la nevera... Porque el Verde es el Azul que se va... O que debo de dejar ir. 

Fotos: Marthazul.

miércoles, julio 13, 2016

Camiseta para Carla

El año pasado, nuestra exalumna Carla nos pidió que le pintásemos algo en una camiseta que nos trajo. Había 2 condiciones: que el motivo estuviera relacionado con el surf (porque ese era el tema para su fiesta de cumple) y que nos llevase poco tiempo. En su momento aceptamos el pedido que convertimos en favor con mucho gusto, y cumplimos lo mejor que pudimos porque se lo merecía.
Así fue cómo quedó la camiseta más surfeira pintada por MAyAM.

Como en esta ocasión tuve muy clara la composición desde el primer momento, Augusto solo hizo un barquito de papel y como siempre, algún que otro consejo.

Creo que desde que pinté esta camiseta me gustan más las palmeras, en especial por los lugares a donde me pueden trasladar.


La palmera creció en la isla-tabla de surf, y estaba tan feliz que le brotaron unos mechones de colores frutales. La ola tenía forma de C y 2 gotitas del principio al final que se avecinaba.

Y así de bien lució Carla nuestra camiseta en su 11 cumpleaños, tanto le gustó que dijo que no la lavaría ;) Hoy le deseamos muchas felicidades en su cumple 12 y que todo le vaya bien en sus nuevos rumbos.
Fotos: Marta y papá de Carla.


martes, julio 12, 2016

Regalar cuadros en vez de

Ponerles una moldura sencilla a unas cuantas ilustraciones (siempre enmarcadas por ArteMarco), y empaquetarlas con unas gotas de personalidad, convirtieron estas pequeñas pinturas en regalos muy especiales.

Es de sobra sabido que no somos muy tradicionales, y nunca nos gustó hacer regalos tipo jamones, vinos, vajillas, etc. Por  eso, cuando pensamos qué le podríamos regalar a Diego y a Manuel, por habernos ayudado en nuestra última mudanza, lo tuvimos muy claro.

Les pintamos algo entre los dos para que tuvieran una obra conjunta de nosotros, pues también sabíamos que eso les haría doble gracia e ilusión. Hoy se cumplen 2 años menos 2 días de aquella calurosa tarde, donde se asomaba el sudor ante el peso y los espacios aparentemente im-posibles, con el vértigo de haber tomado una de las grandes decisiones de nuestras vidas y varias hipoglucemias en el equipaje. Las cosas cambiaron mucho, las rutinas, las preferencias, las bombas de insulina, los viajes, las conexiones, los testimonios, los silencios, las luchas, los chistes, los intercambios, los árboles besados... Pero siempre: Gracias.



Ventanas de vida 
(acrílico sobre papel tapiz; Marthazul y A.Metztli, 2014) 



A Manuel lo retratamos en modo familiar, como lo veíamos hasta entonces, con su pareja e hijxs creciendo por toda la casa, cada quien en su ventana, compartiendo y cuidando la intimidad.

Una sonrisa para la cámara 
(acrílico sobre papel tapiz; Marthazul y A.Metztli, 2014) 

Diego lo retratamos transformando una cuchara y un tenedor en su foto de perfil de la genial e inigualable Arousa Tv. Tiempo después Augusto completó el retrato con una peculiar bicicleta.


miércoles, julio 06, 2016

PreMesas Naranjas

La mesa naranja, y las de todos los demás sabores, son talleres artísticos que ideamos para público de entre 6 y 99 años. Ya van 4 ciclos desde enero de 2013 en temporada escolar, y ahora presentamos el 3º ciclo para este verano con un nuevo sabor, el de la papaya, y que estrenamos mañana con un puñado de pequeñxs ilusionistas.
Información completa aquí: TALLERES MESA PAPAYA.

Pero no escribo ahora para que os apuntéis como locos. Escribo para decir alto y claro otras cosas que no se ven. Algo tan importante como dar el taller es prepararlo días/semanas/meses antes. Siempre nos documentamos sobre la temática correspondiente, y hacemos uno o varios prototipos de posibles resultados según las ideas propuestas para el taller determinado. 


Recopilamos materiales (no solo pinturas), investigamos datos, hacemos pruebas, fabricamos los formatos, imprimimos fotos, tomamos medidas del espacio (si es en el exterior), hacemos fotos y vídeos promocionales, diseñamos carteles por cada taller, organizamos proyecciones, vamos a por la fruta el día anterior, etc etc etc... Todo eso, y algo más, forma parte de nuestros talleres, estos talleres que a muchxs vecinxs se les hacen caros, porque no valoran nada más que las ofertas del supermercado, sin importar la calidad de la alimentación/educación de sus hijxs. Si cada madre tuviera que valorar eso en su piel, duplicaría el precio por taller...




Y hablo de hijxs-niñxs porque son nuestros alumnxs, ya que las madres y padres tienen respeto o miedo a un bote con lápices, a compartir mesa con alguien 40 años menor, porque para ellxs las actividades artísticas ya caducaron. Y no solo eso, hacen que sus hijxs que venían encantadxs a los 6 u 8 años, ya no quieran venir/traerlos ahora que tienen 10 ó 15, porque para esos ahora llamados pre-adolescentes, también caducó la etapa de pintareslomejor, leencantapintar.

Quieran o no quieran los niñxs (mientras son niñxs, pues de lo que cada progenitor considere prefiero no debatir ahora sus excusas) estamos percibiendo que nuestro público empequeñece. No está mal, son geniales también, pero no era lo previsto, y no podemos evitar, saber y hacerles saber, que en menos de nada nos dejarán colgadxs aunque ahora mismo lo nieguen. Con esto también descubrimos que sea porque el niño rechaza la disciplina (pues en el arte no todo es inspiración y talento), o porque el padre decide cortar las habilidades artísticas de su niña porque ya está en edad de otra cosa "más seria y formal". Así están consiguiendo que nuestro trabajo de pintor/pintora esté en peligro de extinción. Será que si llegamos a viejos (nosotros, esos profes locos, greñudos y enchancletados) nos van a valorar más porque seremos cada vez menos? o nos quedaremos más allá de la etiqueta de personas sin recursos? ...

Escribo todo esto porque me pesa la mochila de las excusas que siempre tenemos que oír, llena de es ques... Aún así estoy muy agradecida con quienes siguen viniendo a talleres/clases, a quienes sí valoran nuestro trabajo, y lo demuestran apuntándose, o contratándonos en Santiago, en Pontevedra, en Tepic, o en Jala, compartiendo proyectos, colaborando en difusión, y comprando obras

Fotos: Marthazul y Augusto Metztli (la 1ª es el cartel de esta temporada,
 las demás imágenes son las pruebas previas y resultados de algunos talleres pasados).

viernes, julio 01, 2016

Homenaje ilustrado para Toñito

La semana pasada se cumplieron 25 años del terrible asesinato sin resolver de Toñito, mi compañero de primaria. Publiqué este homenaje a modo de denuncia y recuerdo en nuestro proyecto Boreal"Toñito 25 años después de su muerte".

Muchas gracias a todxs lxs compañerxs y vecinxs que seguís emocionándoos y compartiendo este enlace, y de paso conocéis un poco nuestro trabajo continuo en Boreal. Gracias por todos los comentarios recibidos. Con este gran compartir, el recuerdo de Toñito hace que mi homenaje sea también vuestro. 


A quien le interese puede ver aquí todas mis colaboraciones en Boreal.

lunes, mayo 30, 2016

Jacaranda bordada sobre jerga en Guadalajara

  En nuestro reciente viaje a México nos detuvimos a observar otras cosas en las que antes no reparábamos tanto, en especial, los árboles. Es destacable que este viaje fue muy primaveral, en todos los sentidos, y el árbol que más nos impactó por verlo a tope de color, no solo fueron las amapas, si no también las jacarandas. Augusto siempre me hablaba de ellas pero nunca me había coincidido ver todo tan violeta del cielo al suelo. A veces pensaba que hasta las jacarandas se habían sincronizado para teñir de violeta el mes de marzo tan dedicado a la Mujer.

 Dejo ejemplos de hojas de jacarandas en un jardín a la entrada del Museo de Antropología (Ciudad de México), en el parque Arboledas (Guadalajara-Jalisco) y en los 3ºs eyeseverywhere de mayo desde Puebla. 

 Un día que turisteábamos por el centro histórico de Guadalajara, nos llamó la atención un tejido que vimos. Augusto me dijo que era jerga, que se usaba para limpiar... Y a los pocos días volvimos a por un trozo de tela para preparar unos bastidores que teníamos en la casa. 

Nos pusimos manos a la obra, nunca mejor dicho. Ya llevábamos muchos días "de paseo" y nos urgía trabajar y agarrar los pinceles.

 El patio de la abuela Coco fue un espacio ideal de temperatura y luz, y allí pintamos varias tardes en buena y variada compañía femenina, con café, mazapanes de chocolate, nieve de garrafa y unas gotas de lluvia tapatía. También fue especial usar la silla de la que tantas veces Augusto me había hablado, y saber que el bastidor sobre el que decidí entelar la jerga era el que en su momento había usado para el cuadro Trenzando Lunas, que pinté hace años en Tepic, y que llevo impreso en mi delantal de pintora.

 Pintar sobre jerga fue un ejercicio peculiar técnicamente hablando, y nos ayudó a calentar motores para darle vida y color a las paredes que nos esperaban en DF y así rematar el viaje pintando, como debía de ser. La propia tela nos daba los colores del fondo y con pinceles dibujábamos nuestras ideas. Hablo en plural porque Augusto también hizo el suyo pero todavía es top secret. 

Detalle de "mi bordado" en la esquina inferior izquierda.

Jacaranda bordada sobre jerga junto a mis pies.
(acrílico sobre jerga; 30 x 60 cm)
Marthazul, abril 2016 (Guadalajara-Jalisco).

* Lo mejor de lo mejor fue que alguien muy especial quiso este cuadro, sin verlo al completo, como regalo del Día de las Madres. Y mejor aún es saber que desde hoy nuestra jacaranda ya está con su destinataria. 

Gracias Coco, gracias Ana, gracias Jaap.

Fotos: Marthazul y A.Metztli.


jueves, marzo 03, 2016

Belly painting en GEA

Las veces que Jesica R. Czaplicki me propone una idea artística me da un poco de vértigo al principio, pero como las herramientas son pintura y pinceles, me enfrento lo mejor que puedo (y sin marearme). Así fue como en diciembre de 2014 creaba Semoriños para algunas de sus pacientas, y a finales de 2015 me elige como bellypaintera. 


El 25 de noviembre de 2015 hicimos una 1ª sesión de belly painting de prueba en el centro GEA. Lorena (y Manuel) fueron muy amables por permitirme pintar sobre su piel. Augusto hizo la documentación fotográfica, y Diego el vídeo promocional. Pablo fue un agradable compañero, y Jesica una emocionada anfitriona. Y así quedó el SoLuna para Manuel.


La primera en animarse este año de manera oficial fue Mery, que vino con la familia al completo. Y también vinieron los fotógrafos profesionales de Outraluz elegidos por Jesica. Pero esta vez, la mamá me propuso una condición extra: quería que su hija mayor participara en la actividad. La propuesta fue arriesgada pero salió genial. La encantadora Sofía colaboró muy animada, siguió mis indicaciones cuando le decía, y mientras nos arropó con sus sonrisas. Ella fue la primera en pintar con su pequeña mano para marcar dónde iría el árbol que después pinté, y casi al final pintó flores y frutas con sus deditos. Así fue como el 14 de enero de 2016 creció El árbol lunar de Mateo y Sofía.


Fotos: Augusto Metztli y Marthazul.

jueves, febrero 04, 2016

Cultiva un cuadro

¿Pero qué hago cargando una cesta de cuadros en la huerta de mi abuela? ¿Acaso no hay suficientes alimentos para cocinar? ¿Será un nuevo ingrediente de la cocina moderna? 

No, es la nueva propuesta que lanzamos este año: Cultivar un cuadro. Porque puedes tener una obra de arte en los mismos pasos en que se siembra y se cosecha una lechuga. Tú decides si quieres un cuadro ya hecho, si quieres que sea de Augusto Metztli, si quieres que sea mío, si quieres que esté pintado por los dos, si quieres que sea para tí, si quieres que sea para regalar a tu madre-padre, a tu pareja, a tu abuelx, a tu mejor amigx, si quieres una temática en concreto, si quieres pagarlo en 2 quincenas, o en 13 meses... Solo si quieres, porque si quieres, puedes.

En cada temporada la tierra nos regala diferentes tesoros, pero ahora os proponemos esta idea porque los artistas también comemos, trabajamos y paseamos... como tú. Queremos demostrar, una vez más, que nuestras creaciones son accesibles para todxs, siempre que cada unx quiera tener una obra de arte y la sepa valorar.

La idea es muy sencilla:

1º Elige un cuadro de Augusto Metztli o de Marthazul. O sueña con un cuadro pintado por unx, o por los dxs, y nos lo pides.

2º Decide los plazos y cuotas que te vayan mejor para pagarlo.


3º Indícanos para cuándo lo quieres.


Puedes ver nuestras obras disponibles en la galería virtual Tlapaltic, o si vives cerca, venir a visitarnos (cita previa, sin pinchazos ;).



Fotos, vídeo y diseño del cartel: MarthazulA.Metztli.

Esta propuesta está inspirada en varias de las ventas que tuvimos el año pasado. Diferentes clientes (casi siempre mujeres trabajadoras con una sensibilidad especial) decidieron querer tener una obra nuestra en su casa, o para regalar algo diferente y único. Con esto, nosotros nos adaptamos a las posibilidades/comodidades de cada unx, liberamos paredes (cuyo espacio es muy limitado por partida doble) y nos ganamos el pan, las verduras y las frutas para poder seguir pintando, pedaleando, cuidando las glucemias, y tal vez volando, porque pintar es nuestro trabajo, aunque a muchxs les cueste entenderlo.

Ver trailer "Cultiva un cuadro".
Cultiva un cuadro from tazalunarbooks on Vimeo.


Os ofrecemos esta opción para que quien quiera, pueda, y no volver a escuchar "Qué cuadros tan bonitos, si tuviera...". Es comprar arte como quien pone la semilla y espera ver crecer la planta (elegir qué cuadro quieres), sigue cuidándola hasta que nacen sus frutos (poder pagarlo a tu ritmo), para después llevarlos a casa, en una cesta, en una caja, en la mano, por correo, o por avión. Además cada obra siempre va bien embalada, acompañada de un certificado de autenticidad, y con algún regalito ilustrado. Así que, quedas invitadx a esta propuesta accesible y saludable :)