Catálogo "Ahuacatlmolli/Guacamole"

miércoles, noviembre 19, 2008

El Azul que (no) es Azul



Azul primario. Azul ultramar, azul cyan, azul prusia, azul cobalto, azul de sevrès, azul celeste. Turquesa y Añil. Violeta Azul-ado. Azul Verd-oso. Azul-Es… Azules-Somos.

Azul es prioridad para todos, para ella, para él, para mí… para ellas y para ellos. Azul está adentro de todos desde antes de existir, desde antes de conocernos. El dolor de Azul, y por Azul, llega a tocar el hueso. Azul me destiñó en agrios gestos de verde limón, en rosadas sonrisas de cuento de hadas. Azul se lía y nos lía porque está en todo su derecho de entender y no querer entender. Azul se aferraba a un número 3, que ya no existe, que fue, y que tod@s tenemos que asumir pero en otra cuenta. Aquí somos 2, allá son 2 con ella, más 1 que esperan.

Somos Azul-es de diferentes ombligos. Azules que aman al mismo ser, pero con distinto amor. Azules que no entienden bien el amor del otro azul. Azules de madres diferentes. Azules de óleo y de acrílico. Azules que se disuelven en aguas distintas. Azul pacífico y Azul atlántico, cálido y frío, o viceversa, porque no todo es como te lo pintan, y para saberlo hay que vivirlo.
Su Azul es no más un nombre y el sueño de un padre. Su Azul aún tiene mucho camino para encontrar sus matices, su identidad de Azul teñida de rojas influencias.

Mi Azul es inspiración. Es herencia genética en miradas de 3 generaciones, y quien sabe si en las siguientes, si es que habelas hailas… Azules son mis pinceles. Azules son el sofá y las paredes. Azul es nuestro mar y nuestro cielo. Azul es mi melena, aunque se destiña con el tiempo. Azul me llaman algunos desde hace años, con Marta o sin Martha. Azules son mis flores… y Azul es todo lo que envuelvo con mis manos. Azules son mis besos y mis abrazos. Azules son mis caricias. Azul es mi voz. Azul es mi bomba de insulina. Azul es mi blog, y de esperanza Azul se alimentan mis entrañas, con una sinfonía de azules que forman la banda sonora de mi vida. Soy Marthazul de mil colores, sabiendo que el Verde siempre será el Azul que se va...


1 comentario:

Cronopio dijo...

Y yo, ahora cerca del azul mediterráneo, echo en falta el azul atlántico...

Qué texto tan bonito!