Catálogo "Ahuacatlmolli/Guacamole"

viernes, junio 28, 2013

"Latidos de tehuana" para Sementes de Frida

Latidos de tehuana (Marthazul, 2013)
Óleo sobre lienzo; 30 x 30 cm

En mis tiempos universitarios Frida Kahlo ya era mi guía y desde entonces había versionado varias obras de ella. Pero para la exposición "Sementes de Frida" no quería pintar ni su rostro, ni su impactante mirada, ni su cuerpo de paloma... Todo empezó al leerme esta edición especial de Vogue México (regalo de od2 desde el mismo DF). Fue la 1ª vez, y puede que la última, que me leo una revista de este tipo completita. Claro que por estar dedicada a Frida y hablar tanto de arte era la excepción. El título de la exposición con ropas y accesorios de Frida en su Casa Azul me inspiró por completo, y decidí diseñar una camisa inspirada en Frida y la ropa indígena que tanto admiraba y lucía como nadie. 

Así comencé a bocetar y dar las primeras pinceladas en este cuadro tan especial. Las apariencias engañan: todo el color de sus ropas cubrían el eterno dolor de la columna, la pierna... y Diego. Pero a pesar de tantos dolores crónicos ella pintaba, sonreía, bailaba...
Pinté esta blusa tan explosiva de flores, donde la tela azul (azul Coyoacán) se convierte en una tejido movedizo, como un mar, donde a la altura del corazón nace una trenza que se deshace. El cabello se entremezcla con sangre y puntadas de hilos... 
Detalles de la trenza que gotea sangre. Cabellos que distinguían a Frida y gotas de sangre que brotan del dolor del corazón. Detalle de la flor amarilla y mi firma, pintadas como un tejido de tehuana.
Las apariencias engañan en una frase que por desgracia no pasa de moda, pero algunas apariencias son superficiales y otras muy internas, o íntimas. Algunas pueden decir ser super fans de Frida, y muchas "bloggers de moda" (que ahora están de moda) la recomiendan como icono (¿ o como disfraz?) pero al mismo tiempo no se dejan ni un pelo descolocado; y otras podemos ir con faldas de purépecha o blusas huicholas para ocultar con colores bonitos la procesión que cada quien lleve por dentro, ya sea una columna rota, un Diego Rivera desleal, o una bomba de insulina...

No hay comentarios: