Catálogo "Ahuacatlmolli/Guacamole"

domingo, febrero 07, 2010

Adiós a los cuervos

Quizá los últimos humos, de la calle que no se veía pero se escuchaba... anoche.
Quizá las últimas primeras palabras del pequeño Brais,
con las voces de sus padres para dormirlo... anoche.

Quizá la última noche en nuestra cama... la del viernes.
Quizá la última ducha en esa bañera... la de ayer.
Quizá el último desayuno partido... el de ayer.
Quizá la primera noche en la casa, que siempre nos acogerá,
para ser conscientes... desde ayer y hoy.




-->
Definitivamente eran una señal más que clara que nos empujaban a querer mudarnos a otro lugar. Necesitamos re-crear nuestro hogar en otro espacio, más amplio, para movernos mejor, para descansar y trabajar, para llenarlo de mil colores y sorpresas, para acomodar las visitas...
Los cuervos, y sus coleguis, llevan más de un año despertándome de muy malas maneras y siempre antes de las horas que marca el despertador, en los amaneceres más exactos entre nubes que van a despejar. Son como esas llamadas en los primeros días de algunos meses, que sabes que no valieron para nada, na'más que pa'joder... Aunque era una prueba más que evidente de que para pedirnos dinero sí tienen "lana"...
No le veo nada de hermoso al cortejo del cuervo, y menos a esas horas tan tocapelotas (me recuerdan a ....... ......)
Dicen que lo del mal agüero es leyenda urbana, pero a mi me provocan de todo menos buena onda. Para mi son insoportables, me inquietan demasiado, más que el típico mosquito que te ronda por la cabeza mientras tu intentas ocultarte entre las sábanas para ignorarlo.
Y es que ya tengo bastante con el runrún (por no decir otro palabro) de algo que no consigo arreglar, porque "no pinto nada" en un asunto tan ajeno y delicado, aunque con lo que pinto acabo ayudando al temita en cuestión... Contrastes de la vida, como ciertas ideas a la mexicana, que como nadie les dice nada pues se creen que sus constumbres son leyes...
Ja... ja... ja.
He puesto un punto y aparte, ante la impotencia de un punto y final. A mi el océano de por medio no me funciona del todo, o al menos como yo quisiera. Pero aquí como sí puedo meterme, pues voy a poner unos tramos de tierra de por medio...Y ya está más que decidido: sacrificaremos un cachito de mar ante nuestros ojos, si entre los cuervos y palomas vecinas no lo podemos disfrutar... y ahora el no-agua por culpa del agua...
...Y qué más??

1 comentario:

Anónimo dijo...

Por estás fechas hace un par de años hice/hicimos un viaje, coincidió con el 14 de febrero, románticas coincidencias.

Debes saber que hogar en ocasiones puede ser lo mismo que colgar un trapo de cocina, compartir un exprimidor de naranjas, pedalear
entre las sábanas o sencillamente mirar juntos al mismo sitio.

Gracias por todo, gracias por el hogar y por el cariño,te quiero.

AM