Catálogo "Ahuacatlmolli/Guacamole"

sábado, mayo 03, 2008

Un año sin Abuelo...

Y nadie se imaginaba que lo íbamos a extrañar tanto y tanto... Hoy nos reuniremos familiares y amigos para recordar su despedida con pedacitos importantes de su vida... Volveremos a estar casi todos los que nos acompañaron el año pasado: GRACIAS a todos por venir y estar. Gracias especiales a quien me hizo ver, comprender, y cuidar más a mi Abuela, que se cubrió de negro, a pesar de que al amor de su vida le fascinaban sus modelitos blancos y amarillos... Porque ahora me puedo imaginar que más de 60 años con tu pareja es compartir algo más que tu propia vida, y que su ausencia duele hasta el hueso... No me queda más que decir lo mismito que le escribí el año pasado, porque mi corazón sigue sintiéndolo igual, porque te recuerdo con todo el cariño de "tu nieta favorita"... Te quiero por siempre, Martiña.

Ahora comienzas a existir en mi memoria...

... y seguirás existiendo en nuestros corazones
porque será imposible olvidarte.

Tu fuerza, tu tanto trabajar, tu esfuerzo por dárnoslo todo siempre... Tu presencia en aquel hueco del sofá, tu dolor, tus suspiros por la falta de aire... Tu gran corazón que no pudo resistir más a tu carácter... Tus gracias y tus gestos... Tu emoción cuando se llenaba la casa de gente... Tu ilusión cuando te regalaba fotos... Tus ojos aguados cada vez que te daba un beso... Y tus manos... Esas manotas que seguiré viendo en esta pared... Esas manos que impresionaban a todos... Esas manos que me hicieron ver que el tiempo pasaba... Esas manos con las que tantas cosas aprendí... Esas manos que siempre me protegerán... Esas manos sobre tu bata de andar por la casa... Con tu viejo, rallado y parado reloj, que desde hoy está en mi cajón... Tus arrugas infinitas y tus uñas de tambor... Tus venas y tus heridas... Tus manos... TÚ.


Abuelo
(2004-2005; óleo sobre tela; 130 x 65 cm)

1 comentario:

E dijo...

un abrazo inmenso a toda la familia, y en especial a Virtudes
espero que Faustino se vaya de paseo con Carlos, que le muestre todos esos lares queridos para ambos, que desde allá nos murmuren maravillas...
y un beso grande a Nieves y Manolo y a tí, nena, claro
saludiños a AM