Catálogo "Ahuacatlmolli/Guacamole"

domingo, octubre 15, 2017

De pinceladas a páginas

"Los cuentos de Cuenta sin Contar, los cuentos de la flauta y el tambor" es nuestra nueva aventura desde Verkami, y no tiene nada que ver ni con calendarios ni calendarias. Vamos casi en la mitad del trayecto y necesitamos que te sumes con lo que puedas para poder alcanzar el objetivo y así imprimir este libro tan peculiar. 


Ya sabes que al reservarlo por Verkami lo conseguirás a un precio especial con unas recompensas de edición limitada (elige la opción que quieras/puedas en el lateral derecho de la página del proyecto: www.vkm.is/laflautayeltambor).


Estos días ya se hicieron eco del proyecto desde varios medios como son PontevedraViva.com con la versión en galego, y La Voz de Arousa con unas palabras entrañables y dulces, donde podréis ver y leer unas notas muy interesantes al respecto, y ya hay gente inquieta esperando leer estos cuentos sin contar.


A continuación dejo unas cuantas imágenes del proceso, para que veáis una probadita del gran trabajo que hay detrás de las ilustraciones y maquetación/diseño/promoción del libro, pues eso también lo hacemos nosotros, pero más Augusto.


Así pintamos los cuentos de Bilal entre 2014 y 2015. Como siempre que se trata de ilustrar un libro, primero leemos y a partir de ahí bocetamos con esquemas de dibujos o palabras.



Son ilustraciones hechas para cada cuento en concreto, muy pensadas y a puro pulso, que nunca publicamos ni pusimos a la venta mientras el libro esperaba ser querido y bien pagado por alguna editorial que no quería apostar por el trato digno para los 3 (escritor y pintores). 


Mi parte está pintada al óleo, pero la portada la pintamos en conjunto y está hecha con "colores extraterrestes" en acrílico y tinta. Os dejo otros momentos del proceso como ver a Bilal releyendo parte del prólogo para un posible vídeo, una de las muchas imágenes promocionales, y un momento de la grabación del trailer que podéis ver aquí e imaginar qué pasa en el anacardo...


Fotos: A.Metztli y Marthazul.

No hay comentarios: