Catálogo "Ahuacatlmolli/Guacamole"

sábado, septiembre 05, 2009

Coctel de insulina con sangre



El otro día me desangré como nunca antes me había pasado... Estaba sacando el catéter usado para desecharlo, después de haberme clavado el nuevo, y de repente comenzó a salir sangre de mi barriga... Nunca me había manchado de sangre las manos, a pesar de que a diario me tengo que picotear los dedos para analizar gotitas de sangre en mi maquinita de control de perfiles glucémicos... A pesar del mareo y los nervios, pude ver mi mano llena de sangre, mientras mi santo-paciente-encantador enfermero iba a por más algodón... Fue una sensación muy fuerte y desagradable tener un catéter recién clavado y que el otro, cuyo destino era el bote de basura, haga tremendo escándalo dejando tanta huella...
Fue una metáfora de todos los secretos que guarda mi profundo ombligo... y de otras muchas cosas de la vida. Fue la marca de los ataques externos recibidos, como las heridas de las guerras, siempre injustas, e injustificables a pesar de que cada cual tenga su dosis de mayor o menor razón... Fue una explosión de mis entrañas en el intento de aclarar muchas dudas, como el resultado de atravesar un túnel lleno de malos humos...
Escribo casi todas mis reacciones-novedades por mi tratamiento con bomba de insulina para dejar registro de cosas que nos pueden pasar a los pacientes de este caro tratamiento. Doy gracias a los servicios sanitarios de este país por poder ofrecernos todo este despliegue de atenciones médicas que muchos enfermos crónicos no pueden disfrutar. Es la bomba que me mantiene atada y a la vez me da mayor libertad...
Una etapa de mi vida que áun estamos asimilando... Pero ahí seguimos en la luchita, aprendiendo y pa'lante aunque sea a pasitos de tortuga...

1 comentario:

Anónimo dijo...

PERO... CON UN POCO DE ALGODÓN, PRESIONAR FUERTE, HACER DE TRIPAS CORAZÓN, UN POCO DE ADRENALINA, MUCHO VALOR Y UN BUEN ABANICO PARA ECHAR AIRE, NO PASÓ A MAYORES. OJALA QUE NO NOS VUELVA A PASAR, PERO DE TODOS MODOS AL DÍA DE HOY LA HERIDA CERRÓ... RECUERDA QUE TE CUIDAMOS, SALE? Y QUE SABEMOS QUÉ HACER Y LO HACEMOS CON CARIÑO.

AM