Catálogo "Ahuacatlmolli/Guacamole"

domingo, abril 26, 2015

Mamás con arte

El próximo domingo (3 de mayo) será el día de la madre, un año más, pero ahora queremos darte un consejo: si tienes madre y/o eres madre, no regales (ni pidas que te regalen) lo de siempre, dándole ganancias a los grandes. Desde Tlapaltic, nuestra galería virtual, te proponemos nuevas ideas para que regales obras de arte de diferentes formatos, tamaños y precios. Cuadros y otros objetos pintados a mano, y desde el corazón, que no pasan de moda, que no caducan, y que siempre les podrás dar sorprendentes lecturas. Si estás interesad@ en alguno contacta con nosotros, y además de entregártelo con certificado de autenticidad, te lo preparamos para regalo.

              
Para todos los gustos, colores, espacios, bolsillos, formas de pago... POSIBLES.
#NoHayExcusasParaNoComprarArte

Algunas de nuestras recomendaciones son: 
Buzo disfrazado de ballena... (de Augusto Metztli) 

Corazón latente (mío).

Aquí mostramos cómo son los certificados de autenticidad (una vez que son tuyos, su valor aumenta); y así te los podemos empaquetar para regalo. ELIGE o ven a verlos en directo.

Las madres sois muy especiales, y lo sabéis (lo sabemos); dejad que os regalen algo casi tan valioso, delicado y fuerte como vosotras. No hablamos de objetos hiper caros, con brillos y motores, ni de cualquier electrodoméstico para que trabajéis más, ni sesiones en centros de estética... 

¿Acaso no queréis a vuestras madres como son o váis a decidir qué hacer con su cuerpo? 

Pensad mejor, antes de dejaros llevar por las modas que arrasan la personalidad. Si vas a hacer un regalo, que sea digno y único.


miércoles, abril 22, 2015

Felicidades con estrellas

 
   Fueron muchas, casi cien, las postales que estuve escribiendo de puño y letra, poniéndoles un sello y dejándolas en mi querido buzón amarillo, para felicitar a algunos amigos y a "mis locos bajitos" durante un buen tiempo. Hubo algun@s afortunad@s que hasta la recibieron dos cumples seguidos, porque por suerte en este mundo, sigue habiendo gente especial y merecedora de pequeños-grandes detalles.
                                   
  Para mí lo mejor era que se llevaran la sorpresa, sobre todo porque una vez recibida, los peques me decían que no suelen recibir correspondencia en papel (pues todo lo que llega al buzón de casa son publicidad o recibos y notificaciones para sus padres), y mucho menos, personalizado y escrito a mano (que hasta a algunos les costó entender mi letra pues apenas están aprendiendo a leer).
   Decirlo con estrellas es el nombre de esta postal, la nº 4 que diseñamos para Tazalunarbooks, y que provoca ternura y sonrisas a quien la ve y recibe. Son los Habitantes del sofá quienes te regalan estrellas para iluminar tus deseos, acompañados de las mejores palabras, con besos de colores, y a veces, con bolitas y puntitos ;)
  Esto lo empecé a hacer hace ya más 3 años, desde que tenemos en marcha Tazalunarbooks, nuestro pequeño proyecto editorial. Las postales de la última foto son las 2 que me tocó enviar esta semana a 2 nuevas locas bajitas. 
   Sabemos que les ha gustado la sorpresa porque además es la 1ª carta que reciben a su nombre y manuscrita a sus recién estrenados 6 años!! gracias por venir y compartir... y muchas felicidades con estrellas ;)


jueves, abril 02, 2015

7 años con B.I.C.I.

 
   Ayer me tocaba cambio de catéter, y aproveché para reponer el reservorio, al acabar el quita/pon/quita correspondientes quise fotografiar los desechos (plástico, papel, agujas, y punto Sigre) que veo cada 3 días sobre mis mantas. Será por eso que me volví más ecológica en otros aspectos... para compensar.

  Coincidió que mientras Violeta (mi bomba desde 2012) posaba para la cámara con sus colegas de repuesto, sonó la alarma de "revise glucosa", y la verdad que ni queriendo me hubiera quedado tan bien. Después ya pillé mi otra maquinita para hacer la medición en el dedo, y dejar la revisión lista antes de preparar la cena.
   Así es mi (nuestra) vida desde hace 7 años, que se dicen pronto. Parece un rollo, con tanto cambio de piezas, a veces me siento medio robot, medio juguete, pero dentro de lo aparentemente desagradable, es mejor que antes con 4-5 inyecciones diarias y mucho más descontrolada. Por eso nunca me olvido del 2 de abril, fecha que bruscamente, mi educadora de entonces, me anunció desde el pasillo del hospital. Sí, pataleé como no lo había hecho de pequeña, con mi debut a los 6 años, lloré, y me mareé cual belladurmiente a cada paso que me explicaban. Son 7 años de cambio de doctoras, bolus, basales, ratios, bombas, medidores, horarios, raciones, sensibilidades, mareos, pinceladas, clases, paseos... Son casi 29 años de pinchazos diarios, de superaciones en cada revisión, de mucho aprendizaje, y persiguiendo inalcanzables glicosiladas.

Gracias totales a quienes estáis siempre pendientes de mi dulce vida.