Catálogo "Ahuacatlmolli/Guacamole"

martes, julio 29, 2008

Amanecer de MarAzul

Hoy, como venido del océano infinito, el amanecer madrugador nos regaló esta imagen incomparable para acompañar el café de cada mañana. Es como una señal de que algo-alguien lejano se acerca, viene de camino para adentrarse en este puerto, y que recibiremos muy emocionados. Hoy vemos barcos, y mañana aterrizarán aviones especiales, mientras las gaviotas no dejan de revolotear en este pueblo de Mar... Azul.

domingo, julio 27, 2008

Flores para Elizabeth

Hoy es el cumpleaños de mi hada madrina y como está muy lejos le regalo flores desde aquí... Rojas, como a ella le gustan, como los corazones... Como la vida.

Esta imagen es de las poquitas que hicimos cuando nos vimos por última vez en su casa en Vista Bella. Íbamos en el coche de Pris, rumbo al Museo para presentar el catálogo virtual de Identidades.03

Y aquí caminado por una calle del centro de Morelia, pateando como muchas veces, buscando nuestros caminos, juntas y en la distancia, porque tenemos muchas cosas que nos unen... porque te extrañaré en un momento muy especial de mi vida pero sé que desde siempre estás conmigo... Espero hayas celebrado tu cumple con tu gente y que te traten como una reina... la Reina de Corazones que tú eres... Gracias por los consejos, por los ánimos, por los proyectos, por contarme y por escucharme... Muchas felicidades y muchos años y sueños por cumplir. Te quiero mucho. Abrazos de sol y besos de mil colores de M para E.


Un arousano en su rincón: Luisiño.

Hoy no ha venido a casa de la abuela a tomar café y hace días que no le vemos, pero nos avisaron de esta noticia otros amigos de la casa, Amalia y Manuel. Les presento oficialmente a Luis Renda, a quien hoy le dedicaron una hermosa página en la edición de Arousa en La Voz de Galicia. Me he emocionado leyéndola ahorita, porque soy fiel testigo de eso que cuenta y que a veces también nos cuenta mi padre, que es su mejor amigo desde siempre, y también para todos los de casa, una de las personas más entrañable que conozco y de quien recuerdo su positivismo y su sonrisa con ojitos achinados desde que era una enana. Pero nosotros lo conocemos como Luisiño, y yo le tengo un cariño especial, y todos mis amigos cuando lo conocen me dan la razón porque es un hombre encantador. Sé que es un personaje único en este pueblo, y todo el mundo lo conoce por cosas buenas. Yo le estoy muy agradecida, ya desde los regalos desde chiquita el día de Santa Marta o cuando se va de excursión o de vacaciones a Canarias, pero también por guardarme los recortes de periódico de todas mis artistadas, por tener en sus paredes cuadros desde que empecé a pintar, por presumir los carteles de los proyectos artísticos que hago en la ciudad, por ser el mejor camarero en mis exposiciones, y por ser la armonía en persona, por su eterna buena cara y sonrisa... y por lucir mejor que nadie la camiseta que te traje de Tepic... Porque nunca faltas en nuestras celebraciones, porque eres más que de la familia... Por eso y muchas más historias vividas y por vivir, te dedico estas palabras y este espacio en mi blog. Ah!! y nos vemos el sábado!!!! Ay qué nervios!!!!! Fijo nos haremos una foto contigo por ser un invitado tan especial. Gracias de mil colores, Luisiño.

Luis bien se merece una cerveza de verano en el club en el que él tantas sirvió a lo largo de 48 años
Autor de la imagen: | MÓNICA IRAGO


http://www.lavozdegalicia.es/arousa/2008/07/26/0003_7012889.htm

arousanos en su rincón

Luis Renda García «Dicen que yo hacía bien el famoso dry martini, y algo de cierto sí hay»

Buen bailarín y mejor amigo, Luis encarna la mitad de la historia centenaria del Club de Regatas de Vilagarcía, al que llegó de botones y abandonó como toda una institución
Autor: Serxio González
«Hombre, si te soy sincero, al club no lo echo nada de menos. Echo de menos a la gente, claro que sí, pero no el trabajo, que fueron 48 años, caramba, y ahora se está muy bien así». Luis llegó al Real Club de Regatas de Vilagarcía a mediados de los cincuenta. «Antes de la mili ya estaba yo aquí, de botones, con un traje de marinero, que era lo que se llevaba».
El piso de madera del gran salón brillaba hasta deslumbrar. Lógico, puesto que la primera tarea diaria del personal era darle su señora capa de cera. Corrían los buenos tiempos del club. «De junio a septiembre veníamos a las nueve de la mañana y hasta las cuatro de la madrugada no salíamos». Antes del mediodía se tomaba el vermú. «Dicen que yo hacía bien el famoso dry martini, y algo de cierto sí hay porque yo también lo probaba, aunque nunca me gustó la ginebra», confiesa Luis.
A la hora de la retirada, los jóvenes esperaban a sus padres en las escaleras que dan acceso al primer piso. «A partir de las doce se jugaba al póker, y antiguamente la partida se hacía arriba, en la mesa más grande, la de siete personas». Jugadores y camareros compartían su propio código para hacerse entender de arriba a abajo. Dos toques para pedir cerveza; uno para el agua. No faltaban, tampoco, almuerzos y cenas. «Había mucha costumbre de coger el pulpo en La Marina [tú no te acordarás, pero en lo que hoy es La Marina antes había dos locales, el que te digo y La Banderita], la señora Manuela lo hacía estupendo, y traerlo para aquí». Cuando la partida era de las buenas, mejor «una tortilla o unos sándwiches del California».
Luis conoció el mar bañando la avenida de A Mariña. La rampa que se abría frente al club, «el hotel Casablanca, con su famosa terraza», imágenes de una Vilagarcía desvanecida a golpe de relleno. «Lo que han movido es el mar, porque el Club de Regatas está en el mismo sitio».
En su día, los propietarios del desaparecido hotel lo eran también de las dos plantas superiores de la sede del club, que finalmente fueron adquiridas por los socios. De aquella época queda el recuerdo de las habitaciones con baño individual.
En verano la cosa estaba más difícil, pero no todo, claro, era trabajo. «Siempre me ha gustado ir al cine, diario, y también a las fiestas, a bailar. Todavía lo hago, ¿eh?». La pandilla de amigos procuraban no perderse una, «a Santa Marta, al pulpo a San Simón...». Y todos los años, a Canarias «con unos amigos que también venían por aquí; aún estuve un par de semanas este mismo año, en Carnavales».
Los recuerdos fluyen con naturalidad. La mesa de billar de tres bolas, las partidas de Juan Varela de Limia, el recorrido por la ría con don José Pita, ostras, vino y final en el Chocolate. La misma naturalidad con la que Luis pasea hoy por el salón del club. No lo frecuenta demasiado, pero sus puertas están abiertas para él. ¿Por qué no una cerveza?
Un dry martini de libro, profesionalidad escrupulosa, excelente bailarín en activo. ¿Hay algo más que se le dé particularmente bien a Luis? Según dicen, y es fácil comprobarlo, el cuidado de sus amigos. Uno de los momentos que recuerda con especial cariño, ya después de jubilarse, llegó con el premio naranja, una tradición instaurada por su peña de compinches. «Cuando los de la peña me lo dieron, la verdad es que no me lo esperaba y fue algo muy bonito», asegura. El trofeo en cuestión es «una naranja de madera, muy bonita, que hace Chazo». Nadie parece capaz de agriarle el carácter a Luis con un limón. Bien merecida está esa naranja.


sábado, julio 26, 2008

3 colores de mar

¿De qué color te pinta el día? Así es como se llama el taller que daremos pronto a un montón de niños. Las mañanas y los atardeceres también son de mil colores. Como estos: azules, naranjas o de plata. Y ya me voy a ver el color del cielo camino a casa. Hasta mañana.



Mis 3 ombligos

Sí, me harta esto de llevar la bomba las 24 horas desde hace casi 4 meses... como dice una canción: "lo llevo bien lo llevo a mi manera" ... pero a veces me gustaría volver a lo de antes... sí, nunca pensé que diría que echase de menos eso de pincharse 5 veces al día ... pero bueno, parece que este sistema me hace mucho bien, y ando-andamos intentando ajustar al máximo esta pinchi maquinita que nos trae loquitos... la verdad que es alucinante todo el despliegue que requiere y todo su funcionamiento, aunque el otro día en dejó de meter la insulina programada y empezó a sacar sangre ella solita, grrrrrrr... (y no me mareé!! eso sí que es sorprendente... sólo que me hizo uan marca asquerosilla)

En fin, que parece que vivo en un mundo nuevo, si mi vida había dado un giro de dieciochomil grados pues con esto más... a mis alumnitos les hace gracia ver a su ciber-profe jajaja!! y les enseño a enviarme mensajitos dosificados de insulina... y algunas madres me dicen que es como tener un hijo raro... ay, que hay para todos los gustos y opiniones... y yo, a pesar de todo el shock que me causó pues ahí la voy manejando mucho mejor de lo que pensaba... mi madre me anima, y Augusto es el único que la entiende y me ayuda mucho con ella... gracias neniño!! ... admito que no siento que la llevo, y puedo hacer "vida normal" (salvando ciertos detallitos que ya tenemos controladísimos)... pero en el fondo es super raro eso de estar conectada continuamente a un cablecillo que va suministrando insulina a mi cuerpo constantemente... parece increíble, pero es muy cierto... nunca la escondo y se la presento a tododios... es como un tamagochi-ipod médico...

Ay, que me puse sensible porque me toca cambio de catéter, y es lo que menos tengo superado porque me da mucho respeto, pero ahí sigo en la lucha... combatiente con la vida que me ha tocado... atada a tanta disciplina desde los 6 años, a pensar diferente a mis compañeros, a tener otras prioridades, a vivir como mejor pueda a pesar de... Esta enfermedad es mi cruz, y la bomba es la bomba... que aun tengo sin bautizar. Es un piercing inigualable, es como llevar un perro amarrado todo el día, encadenado entre mis mil vueltas y nosotros en las noches, que se va a pasear mientras me meto a bañar... y que me espera con su alarma para seguir y seguir hasta que de repente se queda sin suministro o sin batería y se arma una juerguecita...

... a veces quisiera vivir sin bomba... cerrar los ojos y seguir disfrutando de la vida sin ella... pero sé que al final quien más me importa está conmigo y eso hace que todo vaya mucho mejor...


...Uno dos y tres...

9ª Xuntanza: de Piloño a casa

En el camino de regreso en el coche hicimos bastantes fotos mientras escuchábamos pura canción mexicana que emocionó a más de una...




...y restos de Caldarte'08

9ª Xuntanza: obras de mis colegas en A Solaina

De veras que me hizo mucha ilusión que en esta temporada estuviesen mis Raíces expuestas en la entrada de la galería Laxeiro de la Solaina… y tb me dio mucho gusto verlo cerquita del cuadro de Luiz Mario con quien también posé con mi mejor sonrisa… ups! pero me di cuenta de que la dedicación absoluta al muro de las flores de Xardón absorvió el azul de Marthazul, pero bueno, ahora ya esperaré a pintarme de azul eléctrico para una ocasión muy muy muy especial y q pronto será...

El círculo de cruces amarillas de Tinekke Pork, la vegetariana holandesa
Y el cuadro de Luiz Mario do Brasil.
El jardín de moda de los autóctonos Xavi y Luchi
(los enfermeros que más temblaron ;)

9ª Xuntanza: cousas de pés

Augusto disfrutó mucho del ambiente y en especial de los gaiteros auténticos… de la diversidad de gente en un lugar tan remoto… del colorido… de la variedad artística… de lo profundamente gallego mezclado con inglés-gringo-maquedonio-cubano … ups, de quien no supimos nada fue al participante mexicano… on tá??

Música da terriña... Música de raíz, que a Augusto le gusta más que a mí...


Los pies de Augusto, y su pose más característica, pisando hierba de la Solaina
Aquí dejo unas fotos especiales: con el cuadro que pinté en mi semana de la Solaina, son mis raíces, los pies que se echaron a caminar y que hasta me hicieron volar… y que nunca pensé que me llegaría a fotografiar con Augusto y ese cuadro detrás…

Los dos posando con mis pies...

Raíces
óleo sobre lienzo
(90 x 70 cm) 2004

9ª Xuntanza: obras en vivo

Ahora les presento una buena colección de las obras que se hicieron durante la semana artística en la Solaina

De María Meijide

Ana Gálvez Sala (Barcelona)

Rudys, Sabor cubano sien pol siento


De David Bethell (Inglaterra) dedicado a Nove Frangovska

Las reconocidas telas de Nove Frangovska (Macedonia)

Variedad de trabajos en la huerta

A la derecha sobre la mesa, unos peculiares zapatos de Otávio Cabral (Brasil)


De Lucía Dubra

9ª Xuntanza: artistas en acción

Varios artistas son invitados el día de la clausura para intervenir unas prendas presentadas por diseñadores de la zona.

Aquí está Manolo Paz, destacado escultor gallego cortando sin dolor ni pena el abrigo verde que daba calor sólo de verlo de lejos.

También intervino Elena Lapeña, profesora de Bellas Artes, dibujando y pintando las sombras que se proyectaban en el vestido blanco de la modelo, donde invitaba a la gente a sugerir sombras para hacer sus circuitos... Lo malo fue que la modelo se mareó de tanto sol que rayaba y la intervención se alargó más de lo previsto, que hasta cambiaron de modelo...


Aquí se ve, colgado en el árbol, el vestido que pintó María Meijide, una de las participantes de la 9ª